Publicado en Internacional, Profesional, Trabajo, Uncategorized

Ejemplo de liderazgo: Dan Price


Mientras los regidores y alcaldes de Santiago se aumentan el salario con unos presupuestos institucionales de lástima y una sabana de demandas de parte de los munícipes, los ejemplos de contraste se hacen necesarios.

El ejemplo de Dan Price debe ser el estudio de casos asignado en un taller para los funcionarios que alcanzan posiciones públicas sin el: conocimiento de administración pública, de la composición y función del Estado, de su misión y de su visión nacional.

En un taller distinto, pero también válido, se podrían invitar a otras figuras de poder político y empresarial para que conozcamos y contrastemos estos estilos de autoridad, las filosofías que hay detrás de estas estrategias.

Como un ejercicio de reflexión en el contexto de las sesiones de discusión del Comité Nacional de Salarios, esas que parecen el despliegue de argumentos pobres que se sientan a beber café y se quedan inmóviles como en una fotografía del siglo pasado, recordemos el caso de cómo los empleados de Dan Price, también conocido como “el mejor jefe del mundo”, decidieron sorprenderlo con un regalo inolvidable.

Dan Price, un empresario en sus treinta y tantos años, se dio a conocer en grande como el mejor jefe del mundo por renunciar a devengar un salario de un millón de dólares anuales para poder aumentarles el sueldo a los empleados de su negocio Gravity Payments, una empresa dedicada a procesamientos de tarjetas de crédito que tiene asiento en la Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington, Estados Unidos.

Price, en abril del año 2015, cuando sus empleados ganaban 50 mil dólares al año, modificó las políticas de Gravity Payments para que en un plazo no mayor a dos años, en el 2017, sus colaboradores recibieran un aumento. El costo de este aumento salarial para Gravity Payments fue que su máxima autoridad renunciara a devengar un salario anual de un millón de dólares para que todos ganaran 70 mil dólares de sueldo anual, incluyendo al director, el propio dueño del negocio.

Sus empleados, agradecidos e inspirados, ahorraron por seis meses para regalarle un Tesla Model S, el vehículo de los sueños de Price, totalmente nuevo y en color azul eléctrico.

El jefe no se lo esperaba. Estaba tan agradecido que ninguna palabra hacía justicia a todo lo que quería expresar y sus colaboradores se manifestaron felices por la reacción, pues buscaban devolverle “una cucharada de su medicina”.

Parece una fábula, pero no tiene nada de ficticia esta historia que se puede confirmar con publicaciones alrededor del mundo.

Sería bastante interesante analizar otros datos sobre este caso, como estudios de productividad después del aumento de Gravity Payment y otros indicadores de gestión del talento humano en esta compañía estadounidense, especialmente sobre los efectos de este aumento en la misión y visión del negocio.

Anuncios
Publicado en Comunicación, Cultura, Desarrollo, Janssiel, Personal, Profesional, Social, Trabajo

El que paga, manda


Como periodista, se asume que uno tiene el derecho y el deber de informar correctamente, con total apego a la verdad y al bienestar común que ésta supone en la sociedad. Generalmente es así, si te toca la fortuna de trabajar en medios que se respeten. ¿Pero qué pasaría si no te toca la suerte? Tendrías que elegir entre tu empleo o tu paz mental. Ahí, como individuo con facturas que pagar en casa y tal vez hasta con familia dependiendo de tu miserable salario que ganas exponiéndote a innombrables peligros por tu vocación, la posibilidad de perder tu empleo por ”moralista” no entraría en discusión si llevar leche a la casa fuese una necesidad fundamental.

Puede ser paranoia, pero la simple idea de no poder defender lo que pensara me aterrorizó tanto que no esperé a que se siguieran desarrollando los blogs y periódicos digitales, así como otros pequeños medios independientes que hoy funcionan para muchos colegas como medio de trabajo fijo y sustento de su familia. Ése era uno de mis mayores temores: que algún jefe me hiciera escribir o firmar alguna publicación en la que no creyera, en la me sintiera un títere, en la que me sintiera desmoralizada.

Estaba cada día más claro: para que mi respeto por el periodismo se perpetuara hasta el último de mis días, tenía que buscar otra fuente de ingresos de los cuáles subsistir; para que la libertad de expresar mis palabras no se perdiera por la coerción de las más básicas necesidades.

”Una vez periodista, siempre periodista” recuerdo que me dijo un colega hace años cuando justificaba mi decisión de matricularme en la carrera de Administración de Empresas en la universidad, en vez de la licenciatura en Comunicación (el paso lógico, decían, tras dos años de estudios técnicos y estar laborando en un periódico de circulación nacional a mis tiernos 18).

Hoy recuerdo con honda desolación ese día, no por arrepentirme, pues no lo hago, sino por mi ingenuidad al pensar que un cambio de campo profesional sería suficiente para seguir respetándome, cuidando celosamente la calidad de mi trabajo, invirtiendo recursos que me permitieran asegurar la pulcritud del servicio brindado.

”Porque el jefe es el que paga”, ”porque lo dijo el jefe”, ”así lo mandaron a poner de arriba” son algunas de las frases que más rechinan en mi cabeza ante una irracionalidad obligada. Encuentro estas ”justificaciones” indignantes para explicar la mediocridad en la que algunos empleados nos vemos involucrados por ”órdenes del jefe”.

Sucede en todos los ámbitos: públicos y privados; en la violencia económica a la que es sometida la esposa que se queda en casa a cuidar de la familia; en los favores políticos desde el Estado a quienes financiaron la campaña; en los gerentes inseguros que coartan el talento de sus subordinados por miedo a que se destaquen por una perspectiva diferente a la que conocen; con los jefes que no se permiten la apertura a la participación de los demás por miedo a que se desvele algún error, porque estos jefes no pueden equivocarse (categóricamente).

Me ha tocado comandar equipos un par de veces en mi vida y en mi experiencia docente me ha ha correspondido estar a cargo. En cada ocasión en la que fue mi responsabilidad dar una instrucción, hice mi mejor esfuerzo por asegurarme de que mi equipo se sintiera identificado con las razones detrás de cada decisión tomada por considerar una falta de respeto a las competencias de quienes trabajaban conmigo el asumir que ”no entenderían”.

¿Existe mayor humillación que la impotencia ante la impuesta mediocridad profesional? Estoy segura de que hay cuadros mucho más indignantes, pero dependerán de la escala de valoración de cada uno. Para mí, la sensación es tan desagradable que pareciera que la amargura no desaparecería ni comiendo chocolates hasta explotar.

Publicado en Cultura, Desarrollo

“Invita un tiburón a tu tanque”.


Estoy tomando un curso virtual y como una lectura sugerida nos presentaron el texto que les compartiré a continuación.

___________________________________________________________________

“Un tiburón en tu tanque”

“Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas.

Así que para alimentar a la población japonesa, los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro. Mientras más lejos iban los pescadores más era el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado. Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco.

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores.

Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco, y no les gustaba el congelado, que, por lo tanto, se tenían que vender más barato.

Las compañías instalaron entonces en los barcos tanques para los peces. Podían Así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa. Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados, aunque vivos.

Los consumidores japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor fresco …

Y ¿cómo resolvieron el problema las compañías japonesas?

Y ¿cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco?

Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?

Mientras piensas en la solución…. Lee lo siguiente:

Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que solo se relaja.

Experimentan el mismo problema que las personas que ganan la lotería, o el de quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresión o la ansiedad. Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla.

Lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50:

“Las personas prosperan mas cuando hay desafíos en su medio ambiente”.

¡Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanques en los botes, pero ahora ponen también un Tiburón pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos.

¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!

Cuando alcances tus metas proponte otras mayores. Nunca debes crear el éxito para luego acostarte en él.

Así que, invita un tiburón a tu tanque, y descubre que tan lejos realmente puedes llegar.

¡¡Unos cuantos tiburones te harán conocer tu potencial para seguir vivo y haciendo lo que mejor haces, de la mejor manera posible!!

Y si ya los encuentras en el tanque, déjalos que se muerdan entre sí, que no te asusten sus dientes ni sus trampas…tu sigue alerta, pero siempre “fresco”.

Siempre habrá tiburones a donde vayas…

Interesante lectura para aplicar a la vida y al trabajo.

Las diminutas cadenas de los hábitos son generalmente demasiado pequeñas para sentirlas, hasta que llegan a ser demasiado fuertes para romperlas.”

____________________________________________________

PD: No sé quién es el autor, ya que estuve navegando y buscando sin éxito. Lo encontré en varios portales, muchos de ellos blogs, pero siempre lo mismo: la réplica sin el autor.

OMG!

Publicado en Cultura, Infantes, OMG!

Barbie


Reportaje-Barbie * Oh!Magazine * 5/01/08 * Por: Jatnna Massiel Concepción

Barbie
Toda una cultura

Admirada por generaciones, Barbie es un personaje conocido a nivel mundial, no sólo por ser la muñeca más vendida en el globo, sino por ser una marca fuerte a través de casi medio siglo.

 

(((EL “MUSEO DE MUÑECAS”, UBICADO EN EL CUARTO PISO DE LA SALA DE VIDA CULTURAL LOCAL DE TAISHAN, EN TAIPEI (TAIWÁN), ESTÁ DEDICADO A LA BARBIE POR HABERSE CONSTRUIDO EN ESA CIUDAD POR DOS DÉCADAS. TAMBIÉN SE LE HAN DEDICADO A LA MUÑECA MÚLTIPLES EXPOSICIONES M

((LA BARBIE, MÁS QUE UNA MUÑECA, ES UNA SÓLIDA MARCA QUE PRODUCE UNA INTERMINABLE LÍNEA DE MUÑECAS,CON SUS RESPECTIVAS: PELÍCULAS, OBJETOS DECORATIVOS, ÚTILES ESCOLARES, ROPA PARA NIÑOS, ACCESORIOS, ENTRE OTROS.

 

Barbie⌐ es la muñeca más famosa del mundo, la más vendida durante décadas por la empresa Mattel, Inc., creada en 1945 por la pareja de esposos Ruth y Elliot Handler. La co-fundadora de Mattel, Ruth Handler, observó que su hija, Bárbara, prefería jugar con muñecas de aspecto adulto a usar las infantiles. Para aquel entonces, las niñas sólo podían jugar con muñecas “adultas” elaboradas en papel, a las que le cambiaban los vestidos.

En un viaje realizado por la pareja Handler a Alemania, observaron una muñeca de plástico con apariencia de mujer vestida con poca y provocativa ropa. Ésta era Lilli, una famosa muñeca alemana ideada para los caballeros, inspirada en unas historietas eróticas que se publicaban a través del Bild-Zeitung, en la década de los 1950. Reinhard Beuthien era el responsable de dibujar a Lilli, una secretaria que cazaba a los hombres por su dinero.

Casi al término de los años cincuenta, Mattel compró los derechos de Lilli, le dio un cambio de imagen, la nombró Barbie⌐ y le hizo de compañero a Ken, estos nombres en honor a los hijos de Ruth Handler. De esta forma, el 9 de marzo de 1959, en Willows, Winsconsin, surge Barbie Millicent Roberts, una muñeca que representa una veinteañera rubia, se largas piernas, gran busto y diminuta cintura que desfiló un bañador en blanco y negro, estilo zebra.

Perfil

Barbie⌐, no es sólo una muñeca de plástico, no, ella tiene toda una historia, unas características definidas, gustos y preferencias en todo ámbito de la existencia humana, y hasta relaciones afectivas.

Una mujer moderna, es el canon que representa Barbie. Ella es el reflejo de la sociedad, puesto que con ella ha ido cambiando a través de medio siglo. Así lo confirma el hecho de ilustrar a una mujer que pasó de tener un peinado muy a los 50’s, a ser ícono de la moda; de mostrar unos sensuales labios cerrados, a exhibir sonrisas más o menos abiertas según la época en que la mujer se abriera paso en la sociedad y fuera descollando; de tener incontables intentos de matrimonio, con todo y vestido de novia, con su novio Ken a ser autosuficiente, con varios modelos de vehículos, siempre vanguardistas, casas lujosas, diversos negocios, y su actual estado de soltera.

Este estilo de vanguardia que Barbie representa, cada vez más liberal, la hace ícono de la mujer occidental; mas no es aceptada en el Medio Oriente, debido a que los musulmanes consideran los valores que Barbie transmite como totalmente errados, concibiéndola así como sólo un ejemplar de lo que efectúa el mercantilismo.

Barbie es descrita como bella, elegante y sensual. También se le atribuyen: carisma, amabilidad, simpatía, inteligencia, entre otras cualidades; es multicultural, pues ha representado más de cincuenta nacionalidades distintas, hablando una decena de idiomas.

Más de 75 son las profesiones de Barbie, desde modelo, actriz, cantante y bailarina, hasta abogada, médico, dentista, profesora, azafata, entre otras, pasando por bailarina de cabaret, mucama, fotógrafa, peluquera, etc.

La familia de la Barbie tiene muchos miembros pero, entre ellos, se han vendido los siguientes: Skipper (la hermana que le sigue a Barbie en edad, es una adolescente), Tutti y Todd (niña y niño, gemelos), Kelly (hermanita de algunos 7 u 8 años, a quien también se le llamó Stacy), y Francie (prima).

En cuanto a sus romances, Barbie mantuvo una relación con Ken por 43 años. Ken y Barbie conocieron el mundo juntos en 1959. Se les vio en traje de bodas a ambos en muchas ocasiones. De hecho, grandes diseñadores de modas reconocidos a nivel mundial, le prepararon todo el ajuar a Barbie, mas la boda nunca se concretó.

Al parecer, Ken no fue evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos y, a medida que las preferencias de las mujeres y, claro, Barbie, fueron cambiando, pues el romántico, inteligente y sensible Ken resultó, a la generación reciente, un caballero fuera de época. Así lo muestran los resultados de la encuesta que el sitio oficial de Barbie en Internet hizo a los millones de niñas que juegan en su portal cibernético. Las niñas podían elegir entre: Diego (un musculoso latino), Steve (un atractivo afroamericano), Blaine (surfista australiano) y Ken (su dulce novio formal que le estaba dejando pérdidas a Mattel por su falta de venta). Blaine, el moderno y aventurero rubio, bello, a quien le encanta la pizza y los retos, fue electo como el novio de Barbie en 2001.

Barbie volvió a ser soltera, pues Blaine tampoco le ofrecía la relación que ella esperaba, por lo que, al igual que la mujer en la actualidad, la rubia prefirió disfrutar de sus fiestas, reuniones, diferentes trabajos, viajes, días en la playa y en los centros comerciales, en compañía de sus igualmente independientes amigas.

Amigos de Barbie)

Todas las niñas pueden identificarse con algún personaje Barbie, pues si la rubia de ojos azules o verdes no se les parece, puede ser que una de sus amigas sí.

Nikki
Afroamericana

Amable, sensible, cuidadosa. Tiene pelo negro, ojos color café y exhibe un cuerpo fenomenal como modelo de trajes claros a los que su piel oscura resalta.

Teresa
Latina

Alegre, amorosa y algo cuidadosa. Luce un resplandeciente pelo castaño, a veces con mechones rubios y otras morado, sus ojos son marrones y su piel es mestiza.

Lea
Asiática

Cooperadora, inteligente, siempre contenta. Con rasgos y piel asiática, de cabello negro y ojos oscuros.

Ken
Norteamericano

Amigo incondicional de Barbie, dispuesto a reconquistarla por lo que busca un cambio de estilo en su cabello (de castaño a rubio) y su tradicional vestimenta.

Alternativas orientales)

Salma

Es llamada “Salma la Barbie Musulmana”. Es la muñeca más exitosa y reciente de este tipo. Viene con varias ropas para vestirla. Como todas las muñecas musulmanas, tiene menos pecho.

Fulla

Usa un hijab y se acompaña de su alfombra para rezar. Viene vestida en colores oscuros de musulmana. Es proporcional a Barbie, pero con valores totalmente diferentes.

Razanne

Viene en diferentes tonos de piel, usa atuendos típicos de los musulmanes para salir a la calle y modernos trajes para la casa, en colores claros con velo y un Corán. Es muy famosa.